E-book
13.65
drukowana A5
25.35
El increíble viaje de Alaba

Bezpłatny fragment - El increíble viaje de Alaba


Objętość:
54 str.
ISBN:
978-83-8189-068-7
E-book
za 13.65
drukowana A5
za 25.35

CAPÍTULO 1

Por qué vivo AQUÍ

Mi nombre es Alaba. Y vivo AQUI.

AQUI es un lugar hermoso. Es grande, espacioso, cálido y lleno de árboles.

Todos los árboles aquí son altos. Tan altos que para ver sus copas, tengo que inclinar mi cabeza bastante. A veces, tanto que siento dolor. Pero eso no me molesta. Me gusta mirar las copas de los árboles. Hay muchas hojas que me protegen del sol. Porque AQUÍ siempre hay mucho sol. Si no fuera por las hojas, el sol me quemaría. Tendría que sentarme en la roca en la que vivo todo el día. Afortunadamente, puedo salir cuando quiero y estar al aire libre durante el tiempo que lo desee.

AQUÍ vivo solo yo y los animales. Y palmeras. Ah… Todavía hay un pozo. Un pozo grande y profundo lleno de agua limpia y fresca.

¿Y por qué vivo AQUÍ? Porque AQUÍ es seguro. Tranquilo. Y muy bueno. Este es el mejor lugar donde puedes vivir. Y no deberías salir de él. Porque donde terminan los árboles, hay mucha arena. Tanto que no se puede ver nada más. Y luego tienes que pasar mucho tiempo sin agua y comida. Sólo para llegar ALLÍ.

¿Hay palmeras también? ¿Hay animales? ¿Un pozo? Aparentemente, no hay pozos por todas partes. Y no hay árboles por todos lados. Por eso nunca he decidido ir ALLÍ, si tengo todo AQUÍ.


PREGUNTAS:

1) ¿Dónde vive Alaba?

2) ¿Por qué a Alaba le gusta mirar las copas de los árboles?

3) ¿Qué hay en el pozo?

4) ¿Puede Alaba estar al aire libre cuando quiera?

5) ¿Por qué Alaba nunca decidió ir ALLÍ?

CAPÍTULO 2

Mi camello

Como dije antes, AQUÍ también viven animales: lagartos, insectos, sapos y camellos. Mi camello favorito es Qavi. Él es viejo. Tan viejo que recuerda todo lo que pasó AQUÍ. También es el más sabio de todos los camellos. Él era el único que sabía lo que había ALLÍ. Él dice que la vida ALLÍ se ve diferente. No sabe si es mejor o peor. Sólo diferente. Aparentemente, el sol no brilla tanto en todas partes y para mantenerte caliente, debes cubrirte con una manta. O tener más ropa puesta. También hay muchos más árboles que tienen incluso más hojas que árboles AQUÍ. También hay más animales. Todo es supuestamente más.

— Debe de estar abarrotado — dije. — Ya que hay tanto, probablemente no hay lugar para vivir.

— ALLÍ hay vida también — dijo Qavi. — Sólo se ve un poco diferente.

— ¿Se puede volver DE ALLÍ? — le pregunté.

— Tú puedes — dijo Qavi. — Pero es muy difícil. Porque cuando alguien viene, por lo general se queda. Se pierde en todo lo que encuentra, porque hay mucho.

„Auch”, pensé. — Debe ser terrible.

— Nada es terrible — dijo Qavi. — Si sólo supiéramos cómo volver a casa.

Qavi es muy inteligente. Ya ha estado ALLÍ muchas veces y siempre ha encontrado su camino de regreso.


PREGUNTAS:

1) ¿Qué animales viven AQUÍ?

2) ¿Quién es Qavi?

3) ¿Cómo se ve la vida ALLÍ?

4) ¿Cuál es la diferencia entre AQUÍ y ALLÍ?

5) ¿Por qué es que si alguien va ALLÍ, por lo general no vuelve?

CAPÍTULO 3

La manada

Cuando llega la noche, todos nos vamos a dormir. Las hormigas regresan a sus casas de arena, las lagartijas se esconden bajo las rocas, las aves se duermen en las rocas y los sapos regresan a la piscina. Qavi también va a su manada, que generalmente descansa en la cueva.

No tengo una manada. Por la noche voy a una gran cueva tallada en la roca y espero allí hasta la mañana. A veces, en la entrada de la cueva, Qavi descansa y luego hablamos durante mucho tiempo. Por la noche, el aire es fresco, así que me cubro la cabeza con un chal. Qavi no siente frío. Él dice que los camellos son muy fuertes y que se sienten bien cuando hace frío y cuando hace calor.

„Me gustaría ser un camello” — pensé. „Tendría mi propia manada con el que descansaría en la cueva”.

A veces me siento triste porque AQUÍ no tengo mi propia manada. Me pregunto si ALLÍ es diferente. Tal vez cada uno tenga su propia manada. O nadie tiene una manada y todos viven separados en una cueva como la mía, y se encuentran solo durante el día. Qavi dice que ALLÍ todos viven en manada, pero las manadas no siempre están de acuerdo. A veces él está inquieto. Tan incómodo, que es mejor no salir de la cueva. Y es mejor quedarse AQUÍ.


PREGUNTAS:

1) ¿Qué pasa AQUÍ cuando llega la noche?

2) ¿Dónde descansa Qavi a veces?

3) ¿Qué hace Alaba cuando el aire está fresco?

4) ¿Por qué querría Alaba ser un camello?

5) ¿Por qué es mejor quedarse AQUÍ?

CAPÍTULO 4

Primero y segundo ALLÍ

Cada vez me pregunto cómo es la vida de ALLÍ. Le hago muchas preguntas a Qavi y él las responde a todas. Qavi es muy inteligente. Y paciente. Dice que ALLÍ no tiene un lugar, como AQUÍ. Aparentemente, ALLÍ hay muchos lugares que son muy diferentes entre sí. Los residentes también son diferentes.

— Debe ser genial — le dije. — Pero también terrible. Porque, ¿cómo puedes vivir en un lugar donde nada sea igual?

— Tú puedes — dice Qavi. — Sólo que esto es un poco más difícil. Porque cuando estás en el primer ALLÍ, tienes que hacer lo que todos hacen. Y cuando vas al segundo ALLÍ, también tienes que hacer lo que hacen los demás, no es lo mismo que en el primero.

— Es muy complicado — le dije. — ¿Por qué no todos pueden hacer lo mismo todo el tiempo?

— Pueden — dijo Qavi, — Pero en eso no deberían ir ALLÍ, sino que deberían estar AQUÍ.


PREGUNTAS:

1) ¿En qué está pensando Alaba?

2) ¿Por qué la vida ALLÍ tiene que ser terrible?

3) ¿Qué tienes que hacer cuando estás en el primer ALLÍ?

4) ¿Qué tienes que hacer cuando estás en el segundo ALLÍ?

5) ¿Qué deben hacer todos, quienes quieren hacer lo mismo todo el tiempo?

CAPÍTULO 5

Ver más

Qavi es un camello muy sabio. También me gustaría ser tan inteligente como él. Pero para ser tan inteligente, no puedo hacer de repente lo mismo. Significa que no puedo vivir todo el tiempo AQUÍ.

Qavi dice que para ser sabio, hay que ver mucho. Y ya lo he visto todo AQUÍ. Así que creo que si quiero ser tan inteligente como Qavi, debería ver más. Debería (aunque por un corto tiempo) dejar los árboles y la arena, y ver qué hay ALLÍ.

Qué maravilloso sería si Qavi fuera conmigo. Pero Qavi es viejo. Él está descansando ahora. Él dice que si estamos cansados de algo, debemos descansar y no molestarnos por un tiempo. Para tener más fuerza después.

No me siento cansada. Tengo mucha fuerza. Y tengo dos ojos que les gustarían ver más. Por eso, por primera vez en mi vida, decidí dejar AQUÍ, mi lugar tranquilo y seguro, y finalmente veré cómo es la vida ALLÍ.

De repente, me sentí triste.

— Pero cuando veré ya todo — le dije a Qavi — ¿cómo volveré AQUÍ?

— Es muy simple — respondió Qavi. — Ve hacia el sol.

Y yo estaba ya tranquila. Porque AQUÍ siempre hay mucho sol.


PREGUNTAS:

1) ¿Qué tiene que hacer Alaba para ser tan inteligente como Qavi?

2) ¿Por qué Qavi tiene que descansar?

3) ¿Se siente cansada Alaba?

4) ¿Qué decidió Alaba?

5) ¿Qué debe hacer Alaba para volver a casa?

CAPÍTULO 6

En que comienza mi viaje

El día de mi viaje ha llegado. Mi primer viaje a lo desconocido, mucho más allá de las palmeras y más allá de las montañas de arena. Qavi me acompañó hasta la última roca, que se encuentra AQUÍ y me dijo que siguiera adelante. Con valor.

— Si te tropiezas y te caes, levántate. Si caes en un agujero en el suelo, sal de él. Tú puedes hacerlo Y si hay un momento en el que estarás triste, recuerda que estoy AQUÍ y que siempre te estaré esperando. Y cuando vuelvas, todo será como solía ser, explicó Qavi.

Y yo escuchaba.

Entonces me despedí con la mano y seguí adelante. Con valor. Tan valiente como los camellos.

Tenía mucho calor. No podía esconderme en la sombra de una palmera o en una casa tallada en la roca. Tenía que seguir. Porque para llegar lejos tienes que ser fuerte. Incluso, si queremos comer, beber o dormir. Debemos avanzar. Y cuando estamos tan cansados que tenemos ganas de volver, debemos detenernos un momento, relajarnos y recordar por qué empezamos el viaje.

Y el camino es difícil. Largos y llenos de obstáculos. Tienes que evitar los hoyos, ahuyentar a los buitres o quedarte quieto cuando las serpientes se nos acerquen.

Un poco más… Sólo un poco más y finalmente llegaré ALLÍ.


PREGUNTAS:

1) ¿Qué debe hacer Alaba cuando tropieza y se cae?

2) ¿Qué debe recordar Alaba cuando está triste?

3) ¿Qué necesita hacer para llegar lejos?

4) ¿Cómo es el camino para llegarr ALLÍ?

5) ¿Qué se tiene que hacer cuando las serpientes vienen a nosotros?

CAPÍTULO 7

Primer ALLÍ

Finalmente llegué. Estoy en el lugar. Ah, si Qawi lo supiera… Él habría estado feliz de saber que caminaba con valentía hacia delante. Exactamente cómo me aconsejó. Caminé y finalmente llegué a mi destino. Llegué sana y salva.

Pero espera … ¿Dónde estoy realmente?

Veo muchos árboles. Un montón de árboles que están todos cubiertos de hojas. Son tantos que no los puedo contar. Un río fluye entre los árboles, en el que hay muchos peces. Los animales tienen mucha sombra y pueden esconderse del sol donde quieran.

„Es genial aquí”, pensé.

Y fui más lejos. Encontré chozas de madera entre los árboles. La gente vive allí. Qavi siempre repetía que las personas viven en diferentes lugares. Oh… ¡Ahí están!

„Extraño”, pensé después de un momento. "¿Por qué no llevan ropa?”

Todo el mundo camina completamente desnudo. Corren, saltan, ríen, como yo. Pero no tienen ninguna cobertura sobre ellos.

— ¿Por qué no se ponen ropa? — Pregunté.

— ¿Para qué? — Me contestó uno de ellos.

No sabía qué decir. Porque, básicamente, ¿para qué usar ropa?

— Para no cortarme — dije después de un momento. — Y no tener frío por la noche.

— Siempre hace calor aquí — dijo el otro hombre. — Y si nos hacemos daño, no pasa nada. No necesitamos ropa. Sólo nos molesta. Especialmente cuando cazamos y trepamos árboles.

„Eso es verdad”, pensé y miré mi ropa.

El hombre de la cabaña de madera tenía razón, pero yo quería guardar mi ropa de todos modos.

Dejé el primer ALLÍ y seguí adelante.


PREGUNTAS:

1) ¿Qué ve Alaba en el primer ALLÍ?

2) ¿Por qué Alaba no puede contar los árboles?

3) ¿Dónde vive la gente?

4) ¿Por qué la gente en el primer ALLÍ no usa ropa?

5) ¿Qué hizo Alaba cuando dejó el primer ALLÍ?

CAPÍTULO 8

Segundo ALLÍ

El camino hacia el segundo ALLÍ fue bastante largo, pero mucho más corto que el que recorrí para alcanzar el primer ALLÍ.

Después de dejar el primer ALLÍ todo el tiempo, me preguntaba si toda la gente caminaba sin ropa y si, por accidente, sólo yo estaba cubierta.

Pero cuando llegué al segundo ALLÍ comprendí que el mundo es un poco más complicado de lo que pensaba.

Me paro y miro. ¿Y que veo?

Przeczytałeś bezpłatny fragment.
Kup książkę, aby przeczytać do końca.
E-book
za 13.65
drukowana A5
za 25.35